Cada vez es más amplio el abanico de azulejos para decorar tu hogar, en relación a color, forma o textura. Este abanico sustituye a las ya anticuadas baldosas cuadradas que revestían suelos y paredes. Hoy en día, las formas predominantes son las triangulares, hexagonales, romboides o en escama, entre otras, que se combinan entre sí para dar forma y formato a tu hogar.

PROTAGONISMO

La distinta combinación de las formas anteriormente mencionadas reforzará el protagonismo de suelos y paredes y le dará vida a las habitaciones con pocos muebles.

Estos formatos hacen que las habitaciones más vacías se conviertan en un lienzo exclusivo que no hace sino que proyectar la esencia y el protagonismo del anfitrión.

IDENTIDAD CREATIVA

La combinación de los distintos formatos resalta la creatividad y busca el estilo que más se adapta al espacio que queremos crear. Una de las características de esta modalidad, es que ya no se esconden las juntas sino que se refuerzan para acentuar la forma del azulejo.

Hay multitud de opciones: combinación de colores, creación de nuevas formas o incluso la superposición de formatos, cuyo objetivo es la creación de un lienzo único dándole el valor a cada una de las baldosas.

MOVIMIENTO NATURAL

Buscando crear espacios elegantes a la par que diferentes, una de las mejores propuestas es probar formatos distintos a los clásicos cuadriláteros. Las formas que se inspiran en la naturaleza resaltan ambientes armónicos, menos cuadriculados y respetuosos al máximo con la calma visual.

Las baldosas o azulejos de forma penta o hexagonal simulan estructuras cotidianas de la naturaleza, respetando el recorrido de las fibras y formas naturales: cortezas, tallos, etc, y lo que es más difícil, conservando la elegancia y la armonía.

DEFINICIÓN DE LOS ESPACIOS

Una de las características más perceptibles en la combinación de formatos es la posibilidad de delimitar los espacios, definidos estos por el recorrido de las juntas. Así, baldosas de distintos tamaños, dispuestas en una u otra dirección, o combinando tales o cuales formas estructuran visualmente la estancia y ayudan a distribuir el espacio. La disposición que se consigue al componer con los distintos formatos puede reforzarse combinando baldosas de diferentes colores y texturas.

RIZANDO EL RIZO

La puesta en práctica de la experimentación con los distintos formatos permite llegar aún más lejos: combinarlos para crear lienzos únicos. Paredes con azulejos rectangulares, otra con formas triangulares y el suelo, de hexágonos. Esta opción de innovar rompe la anticuada simetría y otorga mucha personalidad a los espacios y permite lugares muy creativos.

Este recurso puede emplearse también de forma más sutil, experimentando con diferentes baldosas en el mismo tono, intercalando gran y pequeño formato en tonalidades neutras o de la misma gama cromática que den una continuidad visual a la estancia.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*