Cuanto más se acerca el invierno, los colores, la luz e incluso la atmósfera reclaman calidez. Para esta época lo ideal es buscar ambientes lo más acogedores posibles para disfrutar del tiempo que pasamos metidos en nuestro hogar. En esta atmósfera idílica de la que hablamos intervienen de manera relevante los materiales utilizados para decorar las zonas del hogar. En este sentido, en España la cerámica ofrece una amplia gama de opciones (todas ellas de muy alta calidad) para hacer de nuestro hogar un lugar agradable y acogedor en el que pasar estos duros días de invierno.

1. Tonos dark

Los colores oscuros vuelven a estar presentes este año para revestir suelos y paredes de las principales habitaciones. Colores como el marrón, azul oscuro y negro están a la última moda en cerámica. La principal función de estos colores es su capacidad para guardar el calor aparte de crear ambientes acogedores.

Los colores oscuros representan sobriedad, por tanto es bueno compensarla con colores más claros para, entre otras cosas, equilibrar la luz en la estancia y crear un ambiente más sofisticado.

 2. Pulidos y XXL

Las baldosas con acabado pulido son siempre un acierto, pues concilian con todos los ambientes. Las empresas de cerámica españolas ofrecen una gran variedad de opciones en cuanto a colores, acabados y formatos, además, conducen muy bien el calor e incrementan el confort.

En este sentido, las baldosas XXL, tanto como para los suelos como para las paredes, tienen además la capacidad de crear ambientes aparentemente más amplios y elegantes. Estas cualidades se realzan con los diseños lisos, que ofrecen una continuidad visual en el espacio.

3. Sumar calidez y la inspiración hidráulica

Como ya se ha dicho anteriormente, las baldosas lisas son siempre un acierto, pero las de inspiración hidráulica crean ambientes muy agradables. Al combinar los tonos crudos o tierra con matices de otras tonalidades, como el azul o el verde, se consigue un pavimento muy desenfadado que puede convertirse en el protagonista de la estancia. Las series cerámicas más invernales combinan colores cálidos y diseños más sobrios para crear ambientes íntimos en cada estancia del hogar.

4. Inspiración natural

La cerámica de inspiración natural consigue traer al interior de la casa los elementos que normalmente se encuentran en la naturaleza: los acabados de estilo marmóreo, pétreo o de madera, que además son muy sencillos de combinar y consiguen ambientes muy acogedores y elegantes. Se pueden sumar a otras tendencias ya expuestas: tonos más oscuros y grandes formatos, manteniendo el diseño de los desgastados, las fibras naturales o las fisuras propias de la naturaleza.

5. Acabados con personalidad

Los acabados metálicos son un detalle muy invernal y marcan la diferencia y la sofisticación de una forma muy sutil. Son muy buena opción en suelos y paredes, tanto como acabado en las baldosas como en las juntas entre ellas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*